UA-58607816-1
Google+ Google+

¿Necesitas buscar algo en nuestro sitio? ¡Usa a Google!

Radio

¡Compartir en WhatsApp!

viernes, 24 de marzo de 2017

5 Enemigos de los Dientes Blancos




5 Enemigos de los Dientes Blancos




Hay alimentos y bebidas que no son muy amigables con tu sonrisa. Identifícalos para que no la saboteen.

1 Bebidas deportivas
Si están amarillos, quizá se deba al consumo de estas bebidas, pues tienen altos niveles de azúcar y ácidos que los dejan expuestos a mancharse fácilmente. “Las personas las ingieren creyendo que son más saludables que una bebida tradicional azucarada; sin embargo, éstas contienen de seis a ocho cucharadas de azúcar, lo que las hace igual de dañinas para la dentadura”, afirma el Dr. Peter Alldritt, de la Asociación Dental Australiana. El experto aconseja utilizar guardas para evitar que los ensucien. Puedes pedir a tu dentista que las haga a tu medida con un material transparente (para que pasen inadvertidas) y utilizarlas cada vez que tomes algo.






2 Jarabe para la tos
Dispone de colorantes artificiales que manchan, así como de alcohol, lo cual hace que la boca se seque y haya menor producción de saliva. Y al no salivar correctamente, los ingredientes del jarabe se mantienen más tiempo y ocasionan una decoloración dental. Ingerir mucha agua y cepillarlos te asegurará una dentadura más blanca en la próxima época de gripe.




3 El café
¿Quién vive sin él? Si eres de las que lo necesita en la mañana y en la tarde para funcionar, considera cepillar tu dentadura cada vez que lo bebas para evitar que se torne amarillenta. Esta bebida mancha los dientes gradualmente, debido a que altera el color del esmalte dejándolo más oscuro y menos brillante. Una publicación de la Academia Americana de Cosmética Dental aconseja, si forma parte de tu alimentación diaria, ingerir agua después de tomar una taza de café, usar hilo dental diariamente, añadirle crema o leche o, bien, usar una pasta dental blanqueadora.





4 Salsa de jitomate
La mezcla roja utilizada en la pasta, ciertas sopas y pizza provoca que tus dientes se manchen debido a un compuesto (cromógeno) que al entrar en contacto con las bacterias provoca una coloración amarillenta. ¿Qué puedes hacer si se trata de tus comidas favoritas? Los dentistas aconsejan tomar agua entre bocados para evitar que este compuesto se adhiera al esmalte dental y altere su tonalidad.


TEMAS AFINES, CHECALOS:



5 Los boost de energía
Las bebidas energéticas son otras de las enemigas. Su alta cantidad de azúcares y de ingredientes ácidos, como el fluoruro y el ácido cítrico (este último como conservador), pueden dañar el esmalte y provocar que se manchen con su consumo constante, de acuerdo con un estudio publicado por el diario General Dentistry. Así que después de tomarte una, con el objetivo de mantenerte despierta después de una larga noche de fiesta, ingiere una buena cantidad de agua para limpiar tus dientes, y no olvides cepillarlos antes de irte a la cama (sin importar que hayas llegado a las 4:00 am a casa).


domingo, 19 de marzo de 2017

Adiós a los kilos de más



Adiós a los kilos de más 


Pasquale Cozzolino comió pizza todos los días y perdió más de 45 kilos. ¡Mamma mia!

El problema
Me mudé a Nueva York desde Italia en 2011. Mi objetivo era abrir un restaurante con un amigo, pero primero necesitaba conocer la comida estadounidense, así que comencé a comer 10 u 11 veces por día y dejé de hacer ejercicio. Mis dos años de “investigación” resultaron en 63 kilos extra, colesterol y presión sanguínea elevados, dolor de rodilla, de espalda y sarpullidos. Mi doctor me advirtió que mi condición física y estilo de vida como chef podrían convertirse en un grave problema.

La llamada de atención 
Durante un viaje de vuelta a Nápoles en 2015, mis amigos y yo fuimos a la playa. No me quité la camiseta. Me sentía como un gran pedazo de carne. La experiencia fue tan vergonzosa, que cuando regresé a Nueva York escribí un objetivo para el nuevo año: perder peso.



La comida 
Comía pizza cinco o seis veces por día en el trabajo. ¡Es mi empleo! Aún consumo una pizza margarita durante el almuerzo en Ribalta, pero inicio mi día con alimentos que me permiten mantener mi compromiso con mi plan de nutrición. El desayuno es fruta, cereal, huevos, yogur y jugo de naranja. La cena es salmón con calabacín o brócoli a la parrilla. Después de cambiar mi forma de comer, ya no me resultaba tóxico pasar todo el día rodeado de productos alimenticios.

TEMAS AFINES, CHELOS:


El fitness
Solía pensar que no tenía suficiente energía para ejercitarme. Ahora sé que al hacerlo gano vigor. Despierto a las 6:30 de la mañana tres veces por semana para practicar kickboxing en el gimnasio antes del desayuno. Mi descanso para comer suele ser mi tiempo para correr. Incluso encontré un grupo de italianos que también trabaja en la industria restaurantera para jugar futbol por diversión y salud.

La recompensa
Tengo mucho más energía. Mi humor general es más positivo. Mis amigos, familia y compañeros de trabajo me dicen que luzco muy bien. Ya no me siento avergonzado de mi aspecto. Ahora, cuando voy a la playa tengo la confianza para quitarme la camiseta.