UA-58607816-1
Google+ Google+

¿Necesitas buscar algo en nuestro sitio? ¡Usa a Google!

Radio

¡Compartir en WhatsApp!

miércoles, 15 de marzo de 2017

Duerme con cualquier mujer



Duerme con cualquier mujer

Sí, dormir. Como si estuvieras hibernando. (¿Qué estabas pensando?) Aprende a acurrucarte y despierta fresco y renovado.




Mantener despierta a tu pareja durante toda la noche no es algo para presumir. De hecho, aproximadamente una de cada cuatro parejas duerme en camas separadas porque sólo así logra dormir. Siete de cada 10 mujeres, en una encuesta reciente hecha por Women’s Health, aseguraron que sus parejas las mantienen despiertas durante toda la noche con sus ronquidos y movimientos constantes. Una pareja aturdida es una compañera irritable. “Si ella se despierta gruñona y llevan poco tiempo de haber empezado a salir, probablemente empeorará con el tiempo”, asegura Rafael Pelayo, M.D. y médico del sueño, en Stanford. “La falta de sueño provoca que la gente se sienta irritable, desatenta y a veces, incluso, culpable por reñirle a su pareja en la mañana”. Checa si estos problemas te son familiares y luego toma medidas para conciliar el sueño rápidamente cuando te acuestes.

1/ Roncar mantiene a uno de los dos despierto toda la noche. 
“Duerme de lado para mantener la lengua fuera del camino”, sugiere el doctor Pelayo. O realiza ejercicios de paladar, como empujar la punta de la lengua contra el techo de la boca y luego deslízala hacia atrás. En un estudio brasileño de 2015, tales ejercicios redujeron la frecuencia de ronquidos en un 36 por ciento. Otra opción es el dilatador nasal Max-Air Nose Cone, una pieza de plástico que apoya las vías respiratorias nasales abiertas, fomentando la respiración nasal. En un estudio, aumentó el flujo de aire hasta en un 110 por ciento.





2/ Uno de los dos es un durmiente inquieto.
Duerme como rey: con un colchón king o queen, tendrás más sitio. Una cama sleep number (con cá- maras de aire para cada lado) o un colchón de espuma que aísla el movimiento. ¿Está fuera de tu presupuesto? “Otra opción es poner una almohada entre tu compañera y tú”, sugiere el doctor Pelayo. O intenta meterte en un sleeping bag entre las sábanas.

3/ Siempre tiene frío y tú te sientes en un horno. 
Las mujeres tienden a sentir más frío que los hombres porque su marco es más pequeño y la mayor parte de su grasa corporal equivale a un metabolismo lento. Una vez que llegas al país de los sue- ños, tu termómetro interno cambia: “Tiendes a sentir más frío por la mañana que al comienzo de la noche”, dice Pelayo. Unas buenas sábanas pueden ayudar.





4/ Ella quiere dormir; tú estás despierto
Sus cronómetros pueden estar fuera de sincronización. “Cada uno tiene su propio ciclo de sueño natural; no sabemos cómo se desarrollan y la alteración de su cronómetro no es fácil”, asegura la especialista en el sueño, de la Universidad de Pittsburgh, Heather Gunn, Ph.D. ¿El reloj interno de tu compañera se apaga mientras que el tuyo todavía es capaz de aguantar el infomercial? Pregúntate si ir a dormir a la vez es realmente muy importante. Si tú eres noctámbulo y ella se despierta al amanecer, vayan a la cama por separado. “Si despiertas sintiéndote bien, todo será perdonado por la mañana”, señala el doctor Pelayo. 


TEMAS AFINES, CHECALO:




5/ Cucharear pone a dormir tu brazo antes que a ti.
“Dormir tan juntos puede tener beneficios fisiológicos directos, como la reducción de estrés”, asegura la científica de comportamiento social, Wendy Troxel, Ph.D. “Comienza con una posición de contacto con el cuerpo para generar oxitocina (la ‘hormona del abrazo’)”, sugiere la experta en lenguaje corporal, Patti Wood, y a continuación se propicia el sue- ño. “La ‘posición zen’ de espalda con espalda revela confianza, habilidad y el deseo de ser independiente”, asegura Wood, mientras “la cucharita” muestra que quieres mantenerte conectado sexualmente. Se trata de la oxitocina: los científicos franceses dicen que esta hormona provoca que los hombres perciban a su pareja más atractiva que a las otras mujeres, posiblemente haciendo que los hombres sean menos propensos a la infidelidad. (¡Bueno para ambos!).




6/ El insomnio te está destrozando 
Dos palabras: Camas separadas. Tal vez no es tan romántico, pero una buena noche de sueño lo supera todo. En un estudio de la Universidad de Pittsburgh, los hombres casados estaban más satisfechos con su relación después de una buena noche de sueño. Cerca de un cuarto de las parejas de Estados Unidos no comparten el lecho, informó la Fundación Nacional del Sueño de los Estados Unidos. Acurrucarse (o un poco más) antes de irse a dormir cada quien a su cama y después estar de nuevo juntos en el mismo lugar a la mañana siguiente. “El tiempo que se pasa en un espacio íntimo es importante”, dice Wood. Eso es cuando ellos son más propensos a compartir pensamientos muy personales. Y tú sabes a dónde te puede llevar.