UA-58607816-1
Google+ Google+

¿Necesitas buscar algo en nuestro sitio? ¡Usa a Google!

Radio

¡Compartir en WhatsApp!

viernes, 27 de enero de 2017

6 Consejos para que tu matrimonio sea duradero



El secreto de la felicidad duradera es simple: piensa en tu matrimonio como si fuera un acuerdo de negocios.





Hay un viejo dicho que dice, “si tratas a tu esposa como a tu prostituta, tendrás el matrimonio más fuerte y estable del mundo”.

¿Nunca lo habías escuchado? Entonces, lo más seguro es que nunca has hablado lo suficiente con damas de la vida galante. Sí, ellas dicen cosas como esas. Y no bromean. Tienen historias que te harían temblar, muchas de las cuales implican peticiones sexuales de lo más extrañas. Pero otras resultan sorprendentemente... dulces.

La manera en que estas mujeres hablan de cómo sus clientes buscan simular una relación, tal cual es buena casi como a un matrimonio de verdad, uno feliz. Melody una escort de Indianápolis estima que el 90% de los que atiende son casados. Y mientras un hombre sin dudar visita a una de estas mujeres con la intención de estar con una fémina desnuda que no es su esposa, Brianna una trabajadora sexual de la ciudad de Nueva York asegura que su trabajo es un 95% emocional y 5% sexual.

TEMAS AFINES, CHECALOS:




Y esa labor es una calle de doble sentido. Algunos casados se esfuerzan más en complacer a sus prostitutas que a la mujer que prometieron amar y respetar hasta que la muerte los separe.

Con lo anterior en mente, le preguntamos a 10 escorts de gama alta —que ganan más por hora que muchos médicos especialistas— algunas valiosas indicaciones que te garantizarán que nunca tendrás que dejar efectivo en la mesita de noche de un lugar extraño.

SECRETO 1
Siempre pide lo que quieres

Cuando pagas por sexo, no es un juego. Si quieres algo específico, pídelo. “En una ocasión, un chico me escribió una carta de tres páginas explicándome cada detalle de su fetichismo” dice Heather de Orlando. Realmente no hay mucho misterio acerca de lo que una escort hará o no. “Todo está en mi sitio de Internet” dice Heather. “No fetiches repugnantes. No dolor físico”.



“Las personas casadas esperan que su pareja les lea la mente” dice Cecilia Dahl una escort con sede en Austin. Cecilia simplemente no puede comprender cómo es que estos hombres no son honestos con sus mujeres. “Es raro” comenta DahL “Le dices a la cajera de Starbucks qué es exactamente lo que deseas. Pero no puedes decirle a tu esposa cómo te gusta que te haga un oral”.

Los expertos dicen “Estas prostitutas podrían tener razón en lo que dicen”, asegura Michael Bennett, M.D., psiquiatra de Boston y coautor de F*ckFeelings. Sólo no tomemos sus consejos tan literalmente.

“El cajero de Starbucks y la trabajadora sexual saben que pueden invitar a sus clientes a que pidan todo lo que quieran”, asegura el Dr. Bennett. “No sólo porque la transacción es impersonal, sino porque no importa la exigencia de la solicitud, están pagando por un servicio y tienen derecho a pedir”.

Tú no le das dinero a tu esposa por sexo, por lo que no puedes entrar en tu cuarto una noche y hacer solicitudes como si estuvieras eligiendo la mejor opción de un menú. Pero hay algo aún más valioso en hablar acerca de lo que te gustaría —sexualmente o de cualquier otro tipo de cosas— con un poco más de apertura y sinceridad.

“Disfruta la emoción que hay en esto” sugiere el doctor Bennett. “Mantente alejado de tu necesidad de sexo y de esa actitud de sentir que te lo mereces”. En lugar de eso, habla acerca de lo que sientes que ha faltado recientemente, sin hacerlo personal ni herir susceptibilidades. “Dile que quieres saber qué le provoca más placer y de igual manera hazle saber qué te gusta a ti, todo en favor de llevar una mejor relación”, explica el doctor Bennett.


SECRETO 2
Ten sexo durante tu hora de comida

Los hombres casados, rara vez visitan prostitutas en las noches y nunca en fines de semana. Es así como un despistado podría ser descubierto. Los que pretenden ser discretos lo hacen cuando se supone que están trabajando, lo cual equivale a la coartada perfecta.

“Uno de mis clientes regulares, dice que va a la librería”, cuenta Dakota, una escort de Denver. “Creo que eso hace que la situación resulte más traviesa. Estás extendiendo tus horas de trabajo”. ¿Recuerdas cuando el sexo con tu esposa era así? Tenían que mantener su secretito a salvo y sin que nadie supiera nada.

“El mejor sexo se siente cuando parece que estás huyendo de algo”, comenta Deb, escort de Fort Wayne, Indiana. “Necesitas esa sensación de estar haciendo algo que no deberías estar haciendo”.
Los expertos dicen
Muchos hombres casados visitan prostitutas, en busca de la adrenalina que ya no tienen en casa.

“El riesgo es excitante”, asegura Wen-dy Fader, Ph.D., psicóloga y terapeuta sexual. Una cita en la noche, por el contrario, no conlleva riesgo alguno. Lo peor que te pudiera pasar es que la niñera te cancele a última hora.

Entonces, ¿de qué manera podrías recibir esa excitación que requieres? “Agrega un elemento sorpresa, algo inesperado”, sugiere Fader. “Necesitas una anfetamina mental, algo así como intentar cosas que te hagan sentir incómodo”.

¿Tu cita por la noche normalmente es en fin de semana? Cancelada. Y en lugar de eso, pídele a tu mujer un rapidín a la hora de la comida. Reserva un cuarto de hotel y ve qué es lo que pasa. O si forzosamente tiene que ser en sábado o domingo, espera a que tus suegros estén camino a tu casa, y luego intenta hacer las posiciones más complicadas con ella, dentro de tu carro, aparcado en tu garaje, sin seguro, antes de que lleguen.

¿En verdad, vas a hacer esto? Claro que sí. Eres un chico malo. Ya es tiempo de que recuerdes lo que implica el riesgo y experimentes una dosis extra de diversión.

SECRETO 3
No pelees por dinero

Savannah, de Nueva York, nunca ha tenido una discusión con un cliente por dinero. “Algunos chicos vienen aquí con la intención de negociar”, dice. “Yo siempre gano. ¿No te gusta el precio? Lárgate”. Ella piensa que cualquier negociación financiera entre un hombre y una mujer, debería ser así. Las cosas cuestan lo que cuestan, las pagas o no. Y si no aflojas el billete, no lo tienes y se acabó.

Los expertos dicen
“¿Disputas por finanzas?”, pregunta Sonya Britt, Ph.D., de la Universidad del Estado de Kansas. Ella y su equipo analizaron a más de 4,500 parejas que dicen tener discusiones por dinero y el resultado fue que están menos satisfechas con su relación y tienen más probabilidad de divorcio.

“De hecho todos los gritos ocasionados por una cuenta bancaria podrían alimentar las ganas de tener una relación extramarital”, especula Britt. Pelear por dinero puede llevar al hombre a los brazos de una prostituta alguien con quien jamás reñirías por ese motivo. Todo se reduce a que trates a tu esposa con el mismo respeto con el que te dirigirías a la mujer que está por demostrarte sus talentos más perversos a cambio de una paga.


SECRETO 4
Refresca tu axila

¿Crees que lo único que les importa a las prostitutas es cobrarte? “El dinero está bien, pero por lo que me deberían dar el premio mayor es por aguantar la respiración cuando él huele a contenedor de basura”, dice Crystal, de Los Ángeles. Las escorts hablan entre sí y es así como miden la confiabilidad de cada cliente. Pero nunca hablan de quién es el que derrocha más dinero o de quien es el mejor dotado. “Nada de eso importa”, asegura Crystal. “La mejor recomendación que puedes dar es decir si el cliente es puntual y limpio”. Es música para los oídos de una escort, escuchar: “Dios mío, es limpio”.

Los expertos dicen
No es que no te bañes lo suficiente. Tampoco que lleves siendo vagabundo 30 años, pero eso no significa que no tengas un olor corporal que ella puede notar y tú no.

“En general, las mujeres son más sensibles a los olores que los hombres”, asegura George Preti, Ph.D., del Monell Chemical Senses Center, en Phi-ladelphia. “Una mujer nota un olor desagradable antes de que un hombre lo haga. Ella puede darse cuenta de un aroma que él jamás notaría”. En el estudio de Preti, se evaluó si fragancias químicas podían bloquear el olor de la axila, y sólo dos de 32 esencias impidieron que las mujeres detectaran un mal olor, mientras que 19 fueron las que lograron engañar a los hombres. El hecho de que un aroma no se perciba, no significa que no esté ahí. ¿Cuál es la solución? No te muestres demasiado confiado por tu olor corporal. “Pregúntale a un amigo”, sugiere Preti. “Confía más en un camarada que en tu nariz”.

SECRETO 5
Acepta que esa hierba no es lo suficientemente verde

De vez en cuando, alguno de los clientes habituales de Savannah, comienza a confundirse terriblemente. “Empieza a tener esa mirada estúpida en los ojos, para luego hacer chistes tontos acerca de cómo deberíamos huir juntos. Y yo pienso ‘oh, no, este pobre bastardo ya está involucrando sentimientos’”.

El problema no es lo poco práctico que esto sería, sin incluir el hecho de que un divorcio ya es lo suficientemente complicado sin añadir prostituta a la mezcla. Ni siquiera importa si el chico en cuestión está confundiendo Pretty Woman con la realidad. El problema es que las prostitutas son personas también. Y pueden molestarse en verdad si se sienten expuestas. “Ellos no saben lo que realmente me gusta”, dice Brandy, de Nueva York. “Es muy fácil comportarse bien sólo durante una o dos horas”.
Los expertos dicen
“No hay nada de malo con fantasear por un momento”, dice Fader. Incluso las parejas felizmente casadas llegan a tener sueños en donde huyen de su realidad. “Es la naturaleza humana”, asegura. “Aun estando en una relación sólida y estable, puedes ver a tu compañera de trabajo y pensar en lo agradable, sexy e interesante que es. Pero mantienes el pene dentro de tus pantalones y vas a casa con tu esposa”.

Disfruta tus fantasías. Imagina lo maravilloso que sería escapar de la ciudad con esa misteriosa mujer y empezar una nueva vida. ¡Pero no lo lleves a cabo! Es igual que tener fantasías de venganza, sabiendo que en realidad nunca envenenarías el café de tu jefe o lo arrollarías si lo ves por el paso peatonal. Porque no estás loco, ¿verdad?
Refresca tu axila

SECRETO 6
Sé un poco egoísta de vez en cuando

Amber, de Nueva York, prefiere tener clientes casados porque parecen ser más felices. “Uno de ellos me habla de sus hijos y de lo grandiosa que es su vida en matrimonio”, comenta. “Él es del tipo: ‘trabajo mucho, mantengo a mi familia y lo único que pido es tener una cosa para mí’ ”.

Suena razonable, hasta que recuerdas que “una cosa” es meter el pene dentro de otra mujer. “En una ocasión le pregunté a un tipo casado acerca de eso”, apunta Amber. “Me dijo, ‘tengo que hacer muchos sacrificios por mi familia. Nos mudamos a una ciudad que no me agrada. Tenemos la casa que ella pidió, cerca de la escuela perfecta para nuestro hijo. Debo hacerlo todo por ellos. Necesito algo que sea exclusivo para mí’”.

Los expertos dicen

Puedes tener un hobbie del que tu esposa no esté enterada o que ella no apruebe, siempre y cuando, el mismo no incluya gonorrea o cualquier ETS que se te ocurra.

“Yo lo llamo egoísmo iluminado”, dice Diana Wiley, una terapeuta de Seattle. “Se trata de cuidar primero de ti mismo. En los aviones te advierten acerca de asegurar bien tu máscara de oxígeno antes que la de tu hijo”.

En esencia, el cliente casado de Amber tuvo una idea acertada. Está bien ser egoísta. “Cuando nos sentimos llenos de energía, sin resentimientos, todo lo demás fluye mejor”, asegura Wiley.

Disfruta de tener algo especial, como ir a un partido de béisbol, por ejemplo (pero no se lo digas a tu esposa). Puede ser cualquier cosa siempre y cuando no involucre tu pene haciendo contacto con una persona que no es tu mujer. Si lo haces, debes tener consciente la magnitud de tus actos y las posibles consecuencias.


Disfruta tus fantasías. Imagina lo maravilloso que sería escapar de la ciudad con esa misteriosa mujer y empezar una nueva vida. Pero no lo lleves a cabo.