UA-58607816-1
Google+ Google+

¿Necesitas buscar algo en nuestro sitio? ¡Usa a Google!

Radio

¡Compartir en WhatsApp!

domingo, 7 de junio de 2015

Dile adiós a esos kilos que tanto te cuesta eliminar



Mini cambios super avances


¿Quieres cambiar de marcha y llevar tus resultados al siguiente nivel? Estos seis pequeños cambios marcarán la diferencia

Quieres decirle adiós a esos kilos que tanto te cuesta eliminar? ¿Has adelgazado, pero quieres tonificar? Incluso si tu objetivo es conseguir que tus entrenamientos sean un poco más duros, te gustará escuchar que es algo tan fácil como hacer un pequeño cambio y, ¡verás qué resultados! No es necesario que te levantes al amanecer para volverte loca, y esforzarte hasta desvanecerte. Tan solo tienes que afinar tus sesiones normales. ¿Te convence? No te pierdas nuestros consejos...

TEMAS AFINES, CHECALOS:



APRIETA EL CULO

Todas queremos probar nuevos ejercicios y ponernos nuevos retos.
Pero, atenta. Hacer los ejercicios de un modo incorrecto no solo no tiene sentido, sino que, además, puede debilitarte y lesionarte. ¿La solución? Aprieta los glúteos. Sí. al igual que tensar el core, poner en tensión tu trasero es superimportante para la forma, la estabilidad y el apoyo. “Activar los glúteos ayuda a estabilizar las caderas”, explica el experto Matt Hodge. “Esto ayuda a que el core se mantenga en su sitio. La mayoría tenemos glúteos vaguetes, lo que hace que nuestra parte anterior trabaje de un modo incorrecto. Esto genera problemas como el dolor de espalda, o caderas y lumbares débiles. Si tienes los glúteos en tensión, estabilizarás el tronco y las caderas, a la vez que tendrás un trasero duro y firme”.

CON MUCHO CENTRO

Tener tu core en tensión es una norma primaria para hacer deporte. Se lo oirás decir a todos los personal trainer, pero, ¿por qué es tan importante? "Cuando activas la musculatura de esta zona, haces que tu punto más débil se vuelva fuerte”, explica Matt. “Tensar el core es fundamental a la hora de hacer ejercicio, ya que le hace más fácil a tu organismo el reparto eficaz de la fuerza e incluso le permite hacer más repeticiones y levantar más peso”. Así que, en lugar de centrarte solo en los músculos que en teoría estás trabajando, piensa también en tu abdomen. Conseguirás sobresalir de la media y obtener unos resultados extraordinarios.

TEMAS QUE TE VAN A INTERESAR, CHECALOS:




INSPIRA ESPIRA

Cualquier amante del yoga habrá oído hablar de la importancia de la respiración. Prestarle una atención especial en el gimnasio puede serte de utilidad. "Respirar ayuda a activar el core y el diafragma”, explica Matt. “Una respiración eficiente conlleva el flujo de energía a través del cuerpo, lo cual es bueno tanto para la resistencia muscular como para la tolerancia al dolor”. Es ciencia básica; inspirar lleva oxigeno a tus músculos, y espirar hace que tu cuerpo libere dióxido de carbono (un producto residual que puede afectar a tu rendimiento).

SE DINAMICA

Si haces estiramientos estáticos antes de entrenar, ¡para! Un calentamiento dinámico es mucho más eficiente, a la par que te ayuda a prevenir lesiones. “Los estiramientos dinámicos envían sangre a tus músculos sin inhibir su fuerza”, explica Matt. “Esto permite que tu musculatura se estire en todo su rango de movimiento, sin la necesidad de mantener el estiramiento en un punto durante mucho tiempo (lo que conllevaría a la relajación, lo último que buscas si quieres trabajar duro)”. Prueba algunos estiramientos que imiten los movimientos que vas a realizar durante la sesión de ejercicio; por ejemplo, camina levantando mucho las rodillas o haz rebotes antes de correr.

CONCENTRATE

Tu organismo es un esclavo de tu mente. Sea lo que sea que haga tu cuerpo, lo ejecuta porque tu mente se lo ordena. No usamos todo el potencial de nuestra musculatura porque, como norma general, no somos capaces de activarla hasta ese punto. “Estamos limitados por nuestra capacidad genética para activar los músculos”, explica Matt. “¿Cuánta gente puede mover sus orejas? No mucha; y esto es una simple respuesta muscular a una orden cerebral. No es que sean músculos distintos; simplemente, hay algunos que son más fáciles de activar que otros. Piensa en lo sencillo que es activar tu bíceps, comparado con los lumbares, por ejemplo”. Cuando estés en el gym, trata de concentrarte en los movimientos de tus músculos, para crear una conexión más eficaz entre tu mente y tu cuerpo.

CON CALMA

¿Creías que trabajar con pesas era tan fácil y sencillo como subir y bajar mancuernas con la técnica adecuada? Piénsalo dos veces. La velocidad con la que contraes y relajas el músculo (el ritmo) afecta mucho, incluso en los ejercicios en los que tu cuerpo ejerce de pesa. Y es que la variación del tempo afecta al propio músculo. "Los ejercicios más lentos con pesas permiten que todas las partes de la musculatura se activen, la cargan con más resistencia y la hacen más fuerte”, explica Matt. “Por su parte, los ejercicios acelerados tienden a errar, y no utilizarán la musculatura al completo. Eso sí, en ritmos explosivos, los músculos aprenden a contraerse a un ritmo acelerado, con lo que también son útiles. Para obtener resultados óptimos, lo mejor es combinar: emplea un ritmo más lento en el movimiento excéntrico (al bajar la pesa) y un ritmo explosivo para el concéntrico (el momento en que contraes)”.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

5 HÁBITOS SENCILLOS PARA BAJAR DE PESO.





***Por cierto, en esta corta presentación, te van a mostrar una estrategia de pérdida de peso algo inusual que te va a ayudar a obtener un vientre plano en menos de 7 días mientras sigues disfrutando de tu comida favoritahttp://7491fhveqil6aq53y5vgg7rjlt.hop.clickbank.net/ ***


Si te ha gustado el tema comparte en tus redes sociales  y también por Whatsapp con el botón de abajo en verde, no olvides  suscribirte.