UA-58607816-1
Google+ Google+

¿Necesitas buscar algo en nuestro sitio? ¡Usa a Google!

Radio

¡Compartir en WhatsApp!

sábado, 21 de marzo de 2015

Sesiones de cardio



Sesiones de cardio
Mantén tu corazón palpitando y a tus abdominales en escena.



El entrenamiento de 16 semanas para tu abdomen mezcla sesiones de levantamiento de peso y ejercicio cardio para ayudarte a conseguir el lavadero que quieres. El término ‘cardio’ se refiere al ejercicio que mejora el sistema cardiorespiratorio del cuerpo: el corazón, pulmones y los vasos sanguíneos, y tradicionalmente involucra ejercicio aeróbico (utilizando oxígeno y mejorando la función del corazón y los pulmones). El entrenamiento con peso es con frecuencia distinguido como ejercicio anaeróbico (sin oxígeno y mejora la función explosiva del músculo). Sin embargo, debido a que es posible entrenar aeróbicamente mientras corres o andas en bici, usaremos ‘cardio’ para describir actividades como correr, caminar, andar en bici y nadar y nos referiremos a entrenamiento de peso cuando hablemos de levantar barras y mancuernas en el gimnasio. Nada del otro mundo.

TEMAS SUGERIDOS CHECALOS:



El peor de los amigos

Por lo regular no es bueno hacer cardio y levantamiento de peso al mismo tiempo. El problema es que uno puede omitir los beneficios del otro. Por ejemplo, si levantas mucho peso con la intención de aumentar masa muscular, cuando corras grandes distancias puedes romper el músculo que habías adquirido y deshacer todo el trabajo duro realizado en el gimnasio.

¿Por qué este plan incluye peso y cardio? Porque es posible adquirir tanto los beneficios de quemar grasa como la construcción de músculos durante el entrenamiento de peso si sabes combinar las dos disciplinas adecuadamente.

Lo más largo y corto

Cuando empiezas a correr (o haces otra actividad de cardio de baja intensidad) tu cuerpo toma glucógeno almacenado en tus músculos y usa el oxígeno para convertir la glucosa en energía. Una vez que estos almacenamientos de glucógeno se acostumbran a estar arriba, por lo regular aproximadamente 45 minutos, tu cuerpo empieza a romper las proteínas musculares para abastecerse, por eso es que los corredores de largas distancias tienden a ser delgados comparados con los velocistas.

En este plan no queremos perder masa muscular, por lo que todas las sesiones de cardio durarán menos de 45 minutos y no realizarás cardio los mismos días que hagas sesiones de peso. Cambiaremos radicalmente la intensidad de algunas sesiones de cardio. Al incluir periodos de ejercicios cortos pero intensos en tus sesiones, quemarás calorías como con una sesión larga, pero sin el efecto de desperdicio de músculo (lo que también significa que ahorrarás tiempo). Estas sesiones mezcladas con intensidad son conocidas como entrenamiento de intervalo, lo que ha probado ser una manera efectiva de mejorar el fitness cardiovascular sin hacer que tus pesas trabajen menos en el gimnasio.

Preparando

En la siguiente página se encuentran las diferentes sesiones de cardio que realizarás durante las 16 semanas del programa de entrenamiento para tu abdomen. Puedes elegir qué actividad quieres hacer: correr, nadar, andar en bici o puedes usar diferentes máquinas cardio en el gimnasio como caminadoras o remadoras, sin embargo; para ser más simple asumimos que correrás. Correr tiene la ventaja de que

“El entrenamiento en intervalos es una manera efectiva de mejorar tu capacidad de cardio sin hacer que tus pesas trabajen menos”

consume más calorías que otras actividades y que lo puedes realizar en cualquier lugar sin mucho equipo (sólo se requieren unos tenis profesionales de buena calidad). Si eliges una actividad diferente como nadar, necesitarás adaptar los planes. Por ejemplo, no podrás realizar sesiones de ‘escalada’ pero puedes usar auxiliares como “paletas” para hacerlo más complicado.

El rango de esfuerzo para cada sesión se evalúa de uno a diez, muy suave a esfuerzo máximo.


onsume más calorías que otras actividades y que lo puedes realizar en cualquier lugar sin mucho equipo (sólo se requieren unos tenis profesionales de buena calidad). Si eliges una actividad diferente como nadar, necesitarás adaptar los planes. Por ejemplo, no podrás realizar sesiones de ‘escalada’ pero puedes usar auxiliares como “paletas” para hacerlo más complicado.

El rango de esfuerzo para cada sesión se evalúa de uno a diez, muy suave a esfuerzo máximo.

Necesitarás usar tu criterio para evaluar qué tan fuerte necesitas trabajar en cada nivel. A medida que avanzas, debes enfocarte en trabajar un poco más en cada sesión.

Calentamiento y enfriamiento
Antes de empezar la actividad cardio, haz calentamiento con un poco de estiramiento suave (ver p. 28) y luego de cinco a diez minutos de cardio a paso suave, antes de iniciar con el entrenamiento en forma. Después, haz un poco más de ejercicio para permitir al ritmo de tu corazón regresar a la normalidad lentamente, luego estira tus músculos unos minutos. Asegúrate de tomar mucha agua antes, durante y después de la sesión para recuperar los fluidos perdidos, y tener más proteína al igual que ayudar a tus músculos a recuperarse más rápido.

OFERTAS Y PROMOCIONES:




La siguiente publicación daremos el plan cardio....

Si te ha gustado el tema compartelosuscríbete.

Por cierto, en esta corta presentación, te van a mostrar una estrategia de pérdida de peso algo inusual que te va a ayudar a obtener un vientre plano en menos de 7 días mientras sigues disfrutando de tu comida favorita

 http://7491fhveqil6aq53y5vgg7rjlt.hop.clickbank.net/ 

miércoles, 18 de marzo de 2015

10 reglas de oro para comer bien y lucir el lavadero

10 reglas de oro para comer 

bien y lucir el lavadero


De nada servirá tu entrenamiento si tu dieta no es la correcta


1 Entrena y come
Al entrenar se agotan las reservas energéticas de tu cuerpo, así que necesitarás algunos carbohidratos de calidad para alimentar y recuperar tus músculos. Puede ser un plátano y un sándwich de crema de cacahuate, o una baguete con queso crema y unas rebanadas de tomate, cómelos a los 30 minutos de finalizar tu entrenamiento.

2 Toma mucha agua
No sólo tomes antes, durante o después de entrenar. Intenta estar muy bien hidratado durante todo el día. La deshidratación reduce la acción de tu metabolismo y también repercute negativamente en tus niveles de energía.

3 Come algo de proteína antes dormir
Un poco de queso cottage o yogur bajo en grasa es bueno antes de irte a dormir. Están llenos de proteína de acción lenta, que te ayudará a regenerar tus músculos mientras duermes.

4 Desayuna siempre
Los que no desayunan casi siempre son más gordos que los que sí lo hacen. Un desayuno de carbohidratos compuestos y proteína te quitará el antojo de dulces o comida chatarra, y acelerará tu metabolismo. Los cereales de grano entero, la avena, huevo sobre pan integral y fruta son buenos alimentos. Te darán energía de larga duración.

OFERTAS Y PROMOCIONES:

5 Come grasa
Es cierto que el cuerpo necesita grasa, pero no en forma de chocolates y hamburguesas.
Los ácidos grasos esenciales, encontrados en pescados que contienen aceites, nueces y aceite de oliva, previenen lesiones musculares y reponen tus reservas de grasa, necesarias para continuar con tu programa de entrenamiento.

6 Come poco pero seguido.
La mejor forma de mantener tus niveles de energía durante el día es repartiendo tu consumo de calorías entre cinco o seis comidas, y no en tres, como se acostumbra. Si comes muchas veces pero pocas porciones, mantendrás tu metabolismo activo y los niveles de glucosa de tu sangre estables. Comer continuamente incluso previene que acumules grasa, mantiene el hambre a raya y beneficia la recuperación muscular.

7 Deshazte de la bebida
No la llaman “panza chelera” por nada. Una cerveza clara tienen en promedio 200 calorías vacías, y cuando las calorías no sirven para nada en tu cuerpo, se convierten en grasa, generando “llantas”.

8 Toma un día de descanso
Descansar un día completo no sólo te recupera del cansancio y te repone, también disminuye los niveles de estrés de la hormona de cortisol. Este pequeño estresante químico puede estimular las células adiposas, haciendo que crezcan y se multipliquen, especialmente alrededor del área abodminal.

9 Toma tus cinco al día
Tu cuerpo debe estar bien equilibrado de vitaminas y minerales para mantener sus niveles de energía y ayudar a tu sistema inmunológico. Las frutas y verduras son abundantes en este contenido gracias a su alto volumen de agua. Esto permite recuperarte con pocas calorías porque absorben mucha grasa.

10 Consiéntete
Cuando hayas logrado llevar una alimentación balanceada y un entrenamiento constante, puedes incluir ocasionalmente antojos. Sólo asegúrate que tus comidas regulares sean saludables, para cuando comas lo prohibido lo disfrutes.
Si te permites de vez en cuando una pizza o un helado te sentirás recompensado.

Quizás también te interese:


 Si te ha gustado el tema compartelo y suscríbete.

Por cierto, en esta corta presentación, te van a mostrar una estrategia de pérdida de peso algo inusual que te va a ayudar a obtener un vientre plano en menos de 7 días mientras sigues disfrutando de tu comida favorita

 http://7491fhveqil6aq53y5vgg7rjlt.hop.clickbank.net/

lunes, 16 de marzo de 2015

COMER PARA PERDER


Comer para morder

 alimenta tus dientes





OFERTAS Y PROMOCIONES:


Muerdes para comer, pero también puedes comer para morder bien. Lo que comes influye en la salud de tus dientes. Esta es la recomendación de Vitaldent:

Algunos alimentos cuidan tus dientes

• Chocolate negro: actúa como agente antibacteriano y contiene teobromina, que fortalece el esmalte.


• Té verde sin azúcar: rico en flúor y compuestos antioxidantes que protegen el esmalte.


• Queso curado: contribuye a contrarrestar la acción de los ácidos producidos por los alimentos ricos en carbohidratos. Aumenta el flujo de saliva que favorece la limpieza natural de los dientes y protege contra la desmineralización.


Alimentos que perjudican los dientes

Los cítricos: pueden erosionar al esmalte cuando entran en contacto directo. El esmalte queda más débil, así que no te cepilles de inmediato para evitar dañarlo.



Café y tabaco: oscurecen y dañan el esmalte.

Dulces de consistencia dura: contienen azúcar y pueden romper piezas o erosionar el esmalte.


Hielo: sensibiliza el esmalte.



Alimentos de textura pegajosa: permanecen en nuestra boca más tiempo del deseado, facilitando la aparición de caries.


Alimentos crujientes: como patatas fritas: el almidón que contienen tiende a quedarse atrapado entre los dientes.



TEMAS AFINES, CHECALOS:


  

Si te ha gustado el tema comparte en tus redes sociales, ahora tambien por whatssap


suscríbete y unete a nuestro grupo de facebook.

Por cierto, en esta corta presentación, te van a mostrar una estrategia de pérdida de peso algo inusual que te va a ayudar a obtener un vientre plano en menos de 7 días mientras siguesdisfrutando de tu comida favorita

 http://7491fhveqil6aq53y5vgg7rjlt.hop.clickbank.net/